viernes, 3 de julio de 2009

ANÁLISIS DE LAS METODOLOGÍAS FISCALES Y FINANCIERAS PARA EL AJUSTE POR INFLACIÓN ESTABLECIDAS EN LA LEY DE IMPUESTO SOBRE LA RENTA Y LA DECLARACIÓN DE

En Venezuela, como en la mayoría de los países, la inflación suele medirse a través de la variación porcentual del Índice de Precios al Consumidor (IPC) durante un período determinado, bien sea un mes, trimestre, semestre o año. Por ejemplo, la tasa de inflación registrada en el año 1999 para el Área metropolitana de Caracas se calcula tomando como referencia los niveles del IPC de diciembre 1998 y diciembre 1999, observándose un incremento porcentual del 20,0%
Ajuste Inicial por Inflación:
Con Índices inflacionarios de dos dígitos, los estados financieros pueden verse distorsionados al presentarse solo bajo valores históricos, el objetivo del ajuste, es lograr que el sujeto pasivo sobre el que recae el impuesto, pague sobre una base real y no ficticia o nominal.
Propósito del Ajuste por Inflación Fiscal: el propósito de este ajuste inicial es el de actualizar a valores corrientes las cifras de activos y pasivos no monetarios, así como el patrimonio fiscal contenidas en la contabilidad a costo histórico, de forma de comenzar a determinar el resultado por exposición a la inflación sobre unas cifras a valores corrientes.
En términos generales el ajuste inicial por inflación plantea la actualización extraordinaria de los activos y pasivos no monetarios, tomando como factor de actualización la variación ocurrida en el índice de Precios al Consumidor del Área Metropolitana de Caracas (IPC) desde el mes de la adquisición de dichos activos y pasivos no monetarios hasta la fecha de cierre en que se verifica como este sujeto a dicho ajuste inicial por inflación.
El efecto neto da al ajuste inicial aumentara o disminuirá, el patrimonio neto del contribuyente a los solos fines impositivos, así como fluirá en la valoración de los activos fijos a ser depreciados en la vida útil ingresante
Los contribuyentes deberán a solo efectos tributarios, realizar un ajuste inicial integral por inflación de sus activos y pasivos no monetarios y ajustar el patrimonio al cierre de su primer ejercicio gravable y un REAJUSTE REGULAR INTEGRAL por la inflación de los activos y pasivos no monetarios y las variaciones del patrimonio a partir del segundo ejercicio económico.
Quedan fuera del Ajuste por Inflación, los contribuyentes que no sean comerciales, tales como: Centros de Enseñanza, centros médicos y clínicas, asociaciones y fundaciones sin fines de lucro, personas naturales que se dediquen a explotar en alquiler su propio inmueble, o la venta del mismo y las personas naturales o sociedades que se dediquen a una actividad profesional (bufetes, médicos, arquitectos…) Estos contribuyentes pueden, no obstante, efectuar el ajuste si llevan libros de contabilidad, pero una vez acogido al sistema no podrán sustraerse de él (Art. 173 Par 1º)

Molina, Victor H. Análisis de las metodologías fiscales y financieras para el ajuste por inflación establecidas en la ley de impuesto sobre la renta y la declaración de principios de contabilidad número 10

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada